Gemma Margalef Soldevila

Nacida en Barcelona, ​​se trasladó a Milán en 2003. Durante 15 años trabajó en importantes agencias de marketing estratégico, donde organizó campañas para grandes marcas italianas e internacionales del mercado GDO, estudiando dinámicas de productos en relación con el comportamiento de los consumidores.

El conocimiento de los sistemas de producción y distribución de masa la llevó a desarrollar una nueva conciencia y decidió emprender otro camino. Un enfoque radicalmente diferente que rechaza incluso una implicación indirecta en el mecanismo consumista.

En 2018 creó CALIU MILANO y se dedicó completamente al diseño de su primera colección de pantallas con materiales totalmente sostenibles y con una producción artesanal de cero impacto ambiental. Los materiales utilizados son completamente reciclables.

Caliu es una palabra catalana que hace referencia a un ambiente particular: el calor de un lugar donde se siente a gusto.
Para hacer que este ambiente sea único, los clientes pueden elegir la personalización de su pantalla combinando la forma y el color de los hilos para adaptarse a la decoración y el estilo de su hogar.


MATERIALES

CALIU MILANO
se compromete en utilizar materiales reutilizables, biodegradables, reciclables y no tóxicos. Las pantallas están proyectades teniendo en cuenta la larga vida del producto, haciendo que sea desmontable y duradero.
La producción tiene una elevada eficiencia energética (reducido consumo energético en las fases de producción) y un impacto ambiental muy bajo.

Los materiales utilizados:

Hierro, por la estructura de las pantallas. El reciclaje de metales de hierro ofrece ventajas considerables tanto desde el punto de vista ecológico como económico. Como todo tipo de reciclaje de residuos, reduce el impacto ambiental y combate la contaminación. El hierro es un material 100% reciclable. Se puede reciclar innumerables veces sin perder ninguna propiedad original y, por ello, es el material más reciclado en el mundo.

Lana y algodón de hilo de Escocia, para la superficie de las pantallas. El hilo de Escocia es el hilo de algodón más preciado, gracias a un doble tratamiento que lo hace más brillante y sedoso. La lana es una fibra natural, sostenible y biodegradable. Ambos hilados son 100% reciclables.